miércoles, 4 de diciembre de 2013

Dear Sheinside: Let me go, I must study...

Hace unos días hice uno de los peores descubrimientos de mi vida. Casi casi peor que el día que descubrí ASOS (soy una exagerada). Se llama Sheinside

Voy tarde, lo sé. A día de hoy todas vosotras conoceréis ya la página de la que hablo. Pero, sorprendentemente, yo todavía no la conocía (y mira que paso horas en páginas de ropa...).

Para las pocas que todavía no sepáis de qué página hablo, no os aconsejo para nada que os paséis a visitarla. Os juro que es imposible salir. Nunca había visto tanta ropa (sí, en ASOS), tan bonita, y tan barata (otra vez, sí y sí, en ASOS). Las cosas están tiradas de precio.

Algo que me encanta: Las bloggers conocidas hacen un trato con Sheinside, y cuando reciben las prendas que han pedido tienen que colgar una foto con ella puesta. Nos facilita mucho las cosas al resto de las mortales, ya que así vemos más o menos cómo queda puesto. 

Otras características: Tienen un apartado en el que van colgando prendas (que no están a la venta todavía), y nosotras podemos votar las que más nos gustan. Las que más votos obtienen, se ponen a la venta en unos días, con unos descuentos por tramos brutales. Explico: Por tramos (algo que no había visto en mi vida), significa que las primeras unidades tienen un descuento descomunal, y a medida que se van vendiendo, el descuento va bajando. Véase la imagen siguiente:


A todo esto, añadamos que los gastos de envío son gratis. Para mi ya es el paraíso.

Mi Wishlist ya está a rebosar. Para que veáis un poco cosillas que venden, os pongo unas cuantas de las cosas de las que ya me he enamorado:

25,09€
27,42€
Preciosidad de camiseta, 15,65€
Elegantísimo, 24,13€
29,72€
Un toque navideño, que no
falte. 18,23€
29,15€

En fin, que me harían un favor considerable si cerrasen por unos días, que tengo exámenes y no me dejan estudiar.